Páginas vistas en total

martes, 14 de abril de 2015

BESOS CON SABOR A VINO

El 13 de abril - siete días antes del cumpleaños de su servidor - se celebra "El día internacional del beso" y aunque no lo crean el nacimiento de este símbolo de cariño inter-cultural, practicado incluso por muchas especies animales, parece tener un origen relacionado con el consumo del vino, y aunque sea difícil de creer existen textos que lo afirman así que hoy hablaremos un poco sobre los "BESOS CON SABOR A VINO"

Para todos los que hemos estudiado Cata & Evaluación Sensorial sabemos que el tacto más fino de todo nuestro cuerpo - incluso por encima de las zonas genitales - está en boca y lengua, esto probablemente explique porque tanto animales como personas usemos esta parte de nuestra anatomía para expresar cariño a nuestros seres queridos.

Pero si tanto animales como humanos lo practican a lo largo de todo el mundo - ¿Cómo es que el origen del beso puede relacionarse con el vino? - Pues esta afirmación no es tan cierta ya que ni el hombre en todo el mundo practica el beso ni los animales lo hacen de la misma forma que nosotros, ni boca a boca, ni utilizando tantos músculos (entre ellos la lengua), ni con tanta pasión como lo hacen las parejas humanas.

Para explicar esta relación tenemos que remitirnos a la antigua roma donde Plutarco nos cuenta que los inicios del beso no tuvieron un origen nada romántico sino una expresión de represión machista sobre la mujer pues en dicha cultura - incluso desde los tiempos de Rómulo - el consumo del temetum (vino puro) en las damas era algo muy mal visto, incluso al nivel de compararlo con el adulterio, por ello y como una especie de inspección la mujer se veía obligada a exhalar su aliento sobre el esposo para demostrar que no había ingerido ninguna bebida alcohólica. Aparentemente esta costumbre llevó a que los hombres acercaran sus labios a los de la cónyuge - en afán de un mayor control - e incluso usar la lengua, cosa que terminaría siendo tan agradable para ambos que se convirtió en la forma más común de expresar cariño.
Plutarco (46 - 120 aC)

Lo curioso es que terminando el siglo I antes de Cristo, la ley dejaría de prohibir el consumo del vino a las mujeres para años después - con Tiberio como emperador - comenzar a prohibir el beso, quizás por lo popular que se hizo entre los pobladores como expresión de cariño, aunque algunos justifican este hecho debido a una epidemia de herpes que el imperio sufriría en estos tiempos. 

Ya sea en la frente, frotando las narices, volados o a través de una pantalla el beso seguirá siendo una de las expresiones de amor más bonitas que tenemos - personalmente después de los abrazos - pero si tenemos la suerte de tener al ser amado al lado démosle un enorme y apasionado beso, y si estas creyendo que estos pueden quemar hasta 16 Kcal por beso, necesitarás unos 10 de estos para quemar una sola copita de vino, así que si se van a besarse apasionadamente, mejor háganlo bailando (tanto vertical como horizontal) para que la alegría y energía que nos aporta el elixir de Baco no sea desperdiciada. Sigan comiendo, bebiendo y besándose ¡SALUD-OS!


También pueden leer:

http://arquehistoria.com/el-beso-el-alcoholimetro-femenino-en-la-roma-antigua-14131

Virus: Estudio molecular con orientación clínica

Alcohol & Calorías