Páginas vistas en total

martes, 9 de abril de 2013

ALIMENTACIÓN & HIERRO


Aunque este blog nació con la idea de brindar información a mis alumnos y facilitar el acceso a los temas que se conversaban en clase; el primer tema del que escribí fue sobre nutrición - exactamente sobre la asimilación del Hierro - y claro uno crece, sigue aprendiendo nuevas cosas y claro también cambia su forma de escribir, por ello y con algo más de información hoy quiero hablarles de uno de los principales micronutrientes de nuestro cuerpo el HIERRO.

Probablemente la falta de Hierro (Fe) sea la deficiencia nutricional más común en el mundo, y más que por carencia, las dificultades de su absorción, dietas inadecuadas - sumado a la ignorancia - hacen que la escasez de este elemento traza merme la salud que, aunque derive en ANEMIA, esta es la fase final de una serie de cambios que irán progresando en el cuerpo hasta esta etapa.

La Anemia, además, no solo puede deberse a la falta de Hierro pues la ausencia de Cobre, Vitamina B12, Vitamina C y E, ácido Fólico entre otros, son nutrientes necesarios para la construcción de glóbulos rojos que también pueden perderse durante la menstruación, partos o heridas que también concluirán en Anemia.

Pero bueno estamos hablando del Hierro y como principales fuentes tendremos:

A simple vista podremos ver que tanto alimentos de origen animal como vegetal son excelentes fuentes de este micronutriente pero acá viene el problema y es que para los aproximadamente 8 - 11mg de Hierro que necesitamos (en un estado de salud normal), un plato de lentejas o un hígado de cerdo sería suficiente para satisfacer las necesidades diarias, pero mi querido lector, no somos máquinas que absorbemos el 100% de lo que nos consumimos, más la absorción del Hierro, dependerá de su origen y sustancias con que lo acompañemos:
El Hierro Hémico es aquel que esta unido a la molécula de la hemoglobina y será absorbido solo en un 20 - 30% y su fuente común serán carnes y leche. Mientras el Hierro no Hémico será aquel que no esta unido a la hemoglobina y solo por este facto su absorción es apenas de un 3 - 8%, lo podemos encontrar en fuentes como vegetales de hojas verdes, yema de huevo y suplementos minerales; además este tipo de hierro necesita de vitamina C para su aprovechamiento y sustancias como la leche, clara de huevo, te, café, soja, trigo y fibra vegetal inhiben su absorción.

Por si nos quedo claro en realidad, si quisiéramos suplir nuestras necesidades de Hierro podríamos consumir aproximadamente 300g de Hígado o en todo caso, casi 1 Kg de lentejas (lo cual no nos haría muy populares ese día) por lo que - como ya recomendé en entradas anteriores - una dieta estrictamente vegetariana (veganas) podrían padecer los estragos de la escasez de Hierro que se harán notar en cansancio, problemas de atención o aprendizaje, frío en extremidades y baja respuesta inmune incluso antes de manifestarlo como Anemia.

Con esto no estoy obligando a consumir carne, pues la leche y las correctas combinaciones de nutrientes; evitando las mezclas inadecuadas (te, café, fibra, etc.) pueden llevar a uno a no tener que recurrir a las vísceras, y por último los suplementos sintéticos (mejores amigos de los veganos) pueden hacer que lleves una vida sana y sobre todo sin deficiencias. ¡Salud-os!


También pueden leer:

http://www.unicef.org/panama/spanish/Hierro.pdf